30 oct. 2014

¿¡¿Qué llevo en mi Mochila?!?

Uno de los momentos más difíciles antes de salir de viaje y que más signos de preguntas nos lleva, es la mochila, esa fiel compañera que hará de "casa" en el tiempo en que estemos de viaje, pero ¿Qué mochila llevar? ¿Cuántos litros es mucho? ¿Qué llevo? o mejor dicho ¿Qué dejo? porque me quiero llevar todo el ropero, todo me sirve, todo es necesario e importante, pero... No entra en la mochila, queda re pesada, no se cómo acomodarla, cómo armarla.... Tranquilos! Todos (o al menos la mayoría) pasamos por eso y más aún si sos mujer. Ni yo se por dónde empezar!!

Lo cierto es que no hay un instructivo paso a paso que se pueda seguir y llegar a tener tu mochi perfecta. Por si les es de ayuda, acá comparto mi experiencia.

Elegir la Mochila: El tamaño de la mochila tiene que adaptarse a tu cuerpo, a tu altura

y a tu "capacidad de carga", la idea es estar cómodos y no perjudicarnos la espalda, hombros y rodillas, por eso también  debes evitar recargarla. Para mí lo ideal es una mochila que no pase de los 60 Litros o menos. La mía es de 69Lts, yo soy grandota y mi espalda se la re aguanta, pero cuanto más espacio tenemos, más cosas innecesarias cargamos.


La 1º prueba y como finalmente quedó - La hice adelgazar

Si te vas a comprar una procura que tenga un buen espaldar, bien acolchado y con varillas de metal, eso ayuda muchísimo a tu confort. También que tenga un buen agarre a la cintura, bien acolchado y si todos estos sistemas son regulables, aún mejor. Algo fundamental para mí son los bolsillos, cuantos más tenga, mejor! Así cada cosa tiene su lugar, pero deben estar bien ubicados y ser funcionales, si no es lo mismo que nada.



Un buen espaldar

Seleccionar la ropa: Para saber qué llevar tuve en cuenta varias cosas. Primero saber más o menos en qué temporadas estaría en cada zona (cuán frío podía estar), después busqué ropa funcional, aquella que pueda usar en varias ocasiones, que sean lo más livianas posibles y no ocupen mucho espacio. También traté de que sea ropa que no me moleste darle un uso intenso, que sean colores que se aguanten la tierra y algunos días de uso seguido y que por tanto se puedan lavar juntas sin que despinten o se manchen. Mucho mejor si son textiles de secado rápido.




¿Cuánta ropa llevo?: Gran tema Gran! Es tan relativo a cada uno y he leído tantas cosas al respecto que estaba mareada antes de comenzar. Generalmente siempre llevamos más cosas de lo que en realidad usamos. Depende de cuan liviano quieras viajar, si algo te falta lo podes comprar o intercambiar, al igual que lo que lleves demás y no quieras cargar. Conocí gente que casi viaja con lo puesto, cada noche lava su ropa, la cuelga y al otro día la tiene lista para usar (excepto en lugares de mucha humedad).


Yo llevé DEMASIADAS cosas, por eso en el camino fui regalando o mandaba cosas de vuelta con amigos y familiares que me fueron a visitar en viaje. También fui renovando vestuario en el viaje.

  • Ropa interior: 3 o 4 mudas + 1 de ropa térmica
  • Calzado: 1 par de zapatillas de trekking + 1 par de ojotas (amplío más adelante)
  • Pantalones: 1 Jean + 1 Calza + 1 Babucha + 1 Desmontable (3 en 1)
  • Remeras (blusas/franelas): 2 Mangas largas + 8 entre mangas cortas y sin mangas
  • Ropa de abrigo: 1 Polar + 1 chaleco de polar + 1 Pulover + 1 Campera liviana + 1 Campera impermeable.
  • Ropa Full Verano: 1 Vestido + 1 Short + 3 Mallas

Calzado: En lo posible debe ser uno bueno, para evitar dañar los pies y la columna. Pasamos muchas horas caminando por todo tipo de terrenos y los malos efectos se ven a largo plazo. Si vas a comprar unas zapatillas para el viaje, procura que te agarren bien el pie para evitar torceduras, que sean livianas, bien ventiladas y con buena suela. Un dato, si necesitas cambiar tus zapas en viaje y andas por Ecuador o Panamá, tienen muy buenas marcas y a muy buen precio (al menos para los Argentinos que acá están carísimas).
Llevar algún calzado que se pueda mojar también está bueno, sean alpargatas, ojotas o algún calzado de goma o neoprene.


Mis zapas rojas y las chanclas que me acompañaron muchos Kmts.
Las negras y amarillas es solo a modo de ejemplo.

# Cosas de Mujeres (el último punto es para todo público): 5 Cosas que nos preocupan a la hora de viajar y que no sabemos cómo nos irá al respecto.
  1. Nuestro día "Andrés": Para muchas, muchísima, el tema baño es una complicación, pero acá me voy a centrar en el equipaje. Resulta ser que en todo el mundo las mujeres tienen sus períodos como cualquiera de nosotras y por eso en todos lados (o en la gran mayoría) vas a conseguir toallitas femeninas, con alas, sin alas, para la noche, para el día, con gel, sin gel, y hasta vas a encontrar las mismas marcas que sueles usar, lo mismo sucede con los tampones. Así que andá dejando los 10 paquetes de stock que pretendías llevarte.
  2. Cómo NO parecerme al Yeti en un viaje largo:  En esto cada una conoce sus vellos, su crecimiento y la mejor técnica para deshacerse de ellos. A mí me sirvió mucho depilarme con cera antes de salir y después, me mantuve con la depiladora eléctrica que me acompañó todo el viaje. Es chiquita, liviana y siempre hay algún enchufe en la habitación, tal vez no en todos los baños, pero si sos vergonzosa, juntá un poco de caradurez y te depilas en la habitación del hostel normalmente, al menos las piernas. Para las partes más íntimas, aprovechas esos ratos libres en que no hay nadie en la habitación. La clave es no dejarlos crecer mucho, para poder hacerlo rápido. Si no, la maquinita de afeitar es una buena compañera, rápida, en la ducha, sin dolor y las venden en todas partes. Que no falten pincita y espejito, son útiles para muchas cosas.
    Pero no te preocupes tanto, viajando te vas a relajar y vas a darte cuenta que somos nosotras las que más estamos pendientes del tema y que nadie está mirando si tenes o no pelitos, a menos que el Yeti te haya poseído.
  3. Maquillajes: Cada una tiene sus caprichos y decide que cosas cargar y que no. (Ya van a entender por qué hablo de caprichos), pero para mí el maquillaje es de las cosas que más pesan y no son necesarias. Con una máscara para pestañas y un delineador, basta y sobra para salvar cualquier situación nocturna. Eso sí, que no me falte la manteca de cacao (que hace aveces de brillo labial) porque mis labios no se la bancan y se caen a pedazos con el sol, con el frío, con el viento, con el clima seco y así puedo seguir...
  4. Nuestro adorado cabello: No soy de las que se la pasa en la peluquería, ni se hace grandes tratamientos de cuidado del pelo porque prefiero cuidarlo de otro modo. Siempre usé el pelo largo, muy largo y tengo una gran cantidad. Antes de salir de viaje, me lo corté bastante y durante el viaje lo cuidé del mismo modo que en casa, si andaba en caminos de mucha tierra, lo trenzaba, si había mucho viento y también por el sol y el calor me hacía un rodete. Le digo NO a la planchita, NO al secador de pelo, NO a las rizadoras, sólo usaba shampoo y acondicionador cuando lo lavaba y lo dejaba secar al aire libre. Atenti a las almohadas de los hostales y asientos de los buses y tantos otros lados en que podemos pegarnos esos asquerosos y poco amigables llamados piojos! De niña los padecí años y años (y ni les cuento el padecimiento de mamá), era la cosa más piojosa sobre la faz de la tierra y si bien después de haber entrado a la secundaria nunca más se me pegaron, mi equipaje incluye un peine fino por si las moscas... O por si los piojos...
  5. Cremas y protección para la piel: Este es un punto que muchos hombres tildan como un tema muy femenino, pero es algo de lo que todos debemos preocuparnos. Alguna vez unos viajeros me dijeron que las personas estamos acostumbradas y casi que preparadas para pasar más horas de nuestra vida bajo un techo y no al aire libre. En un día típico de cualquier persona, entre las horas en que duerme y trabaja pasa al menos 16 horas dentro, pero mientras estamos de viaje esto casi que se revierte, sólo pasamos dentro las horas en que dormimos y nuestra piel lo siente. Hay que usar protección solar cada día, mientras desayunas te pones un poco y listo! Si es necesario lo refuerzas durante el día. Después de bañarte cada vez, humecta tu piel, no por una cuestión de belleza, si no por salud.
# Equipaje EXTRA: Cosas muy útiles y otras que no tanto, caprichos y decisiones de cuánto cargar.

  • Bolsa de Dormir: Amplias utilidades, la tiras en cualquier piso, cualquier colchón, cualquier alfombra, la usas en ciertas camas de hostel que no te inspiren confianza, la usas de acolchado extra en lugares muy fríos o en lugres de mucho calor en donde ponen el aire acondicionado a todo lo que da y tu cama solo tiene sábanas. Lo mismo en los buses, hay lugares como Bolivia que olvidate de la calefa y hace un frío tremendo. La bolsa de dormir es tu gran compañera, también en países como Venezuela y países del Caribe que al parecer los aires acondicionados de los buses no vienen con la opción "Mínimo", si no que van de máximo a Extra Máximo. Las fotos parecen un auspicio, pero no lo son!! (No me molesta si se quieren jugar con algo.)

Se comprime y entra en el bolsillo inferior de la mochi.
  • Botiquín: Muy necesario para zafar algo que no requiera ver al Doc. o para para hacer una primer atención mientras conseguimos uno. Poner gasas, cinta, curitas, agua oxigenada, pastillas de carbón (o algo similar), paracetamol, ibuprofeno, algo para el mal estomacal y si tomas alguna medicación recetada, pedile a tu médico que te anote la composición genérica para conseguirlo dónde sea que lo necesites. Por las dudas y para asegurarte de tenerlo, envía esa  información a tu mail.
  • Toallón: También se le da múltiples usos y no solo lo tenemos para secarnos. Son pesados generalmente y ocupan bastante lugar. Yo logré conseguir uno que es como una gamuza, liviano, suave, de secado rápido y no ocupa nada de lugar.
Y entra en esa bolsita de 20 x 25 Cm.
  • Enchufes y Adaptadores: La escasez de enchufes y de adaptadores es una realidad, los Hostales no tienen para prestar y aunque podes encontrar alguno que te sirva en alguna feria o ferretería, yo preferí llevarlos desde casa, resolví el tema con solo dos, uno de 3 patas planas a 2 redondas y otro de 2 patas redondas a 2 planas rectas (que conseguí en Bolivia). Respecto al voltaje, todos los países en los que estuve tienen 220 o menos, así que todo anda normalmente. No se si demora más o menos en cargar baterías o si varía la potencia de algún artefacto, pero funcionar, funciona todo.
  • Cubiertos, Plato, Vaso: No son fundamentales, pero son muy útiles, para hostales en los que escasean, para un día de camping, para un pic-nic en la plaza, para comer en el bus. Vienen cubiertos plegables que se hacen bien chiquitos, no son caros y son buenísimos. Me llevé una taza térmica y me compré un plato de plástico.


  • Bolsas tipo Ziploc: Practiquísimas, livianas, no ocupan lugar y te salvan muchísimo. Recomiendo tener una para el pasaporte, visas, carnet de vacunas y todo papel importante, no está bueno que nos sorprenda una lluvia y arruine nuestros papeles. También sirven para proteger la cámara de fotos de arena y agua, para guardar ropa sucia o mojada, para la malla, para transportar comida, para llevar cosas líquidas y tanto más.
  • Papel Higiénico: Multiuso y salvador, siempre es bueno tener un rollo muy a mano o ponernos unas vueltitas de él en los bolsillos, si no, los pañuelos descartables también son útiles. En muchos de los hostales en los que estuve, no hay papel en los baños, por lo que cada uno se tiene que procurar el suyo. 
  • Libros: Si te gusta leer sólo lleva un libro, al terminarlo lo podes intercambiar con otra persona o en los hostales hay libros de intercambio porque llega un momento en que los libros son como ladrillos en la mochila, pesados e incómodos.
  • Cuadernos o cosas en dónde escribir: Elemento muy necesario para mi y aunque con uno alcanza porque podes comprar uno cuando terminas ese, yo me llevé 2 cuadernos, un anotador y en el viaje me compré otro cuaderno más. (Así comenzaron mis caprichos de cargas innecesarias)
  • Equipo de Snorkel: Totalmente innecesario porque en muchos de los lugares en los que se hace esta actividad los alquilan, pero nada como tener MI equipo así que se vino conmigo (menos la aletas) y también no podía faltar mi bitácora de buceo con la certificación para poder bucear. Este fue MI GRAN capricho.
  • Equipo de Mates: A menos que seas re fanático de la mateada, evita cargarlo. Argentinos y Uruguayos que te conviden unos buenos mates, hay hasta debajo de las piedras.
  • Pijamas: Síi señores!!! Viajé con mi pijama!!! Jajaja una tontera total!!! Porque podes usar cualquier cosa para dormir, pero yo estoy acostumbrada a mi pijama y no lo iba a dejar!!
# ¿Cómo meto todo eso en la mochila?: Con paciencia de jugador de Tetris y con ayuda de los bolsillos cada cosa fue encontrando su lugar. No utilicé ningún método de hacer rollitos de ropa ni nada de eso. Sólo traté de poner lo más pesado lo más cerca de la espalda posible y al medio de la mochila. Hay métodos publicados para ganar espacio que van metiendo cosas dentro de otras, pero para mí no es funcional, porque cuando necesitas sacar algo, tenes que desarmar la mochila entera y cuanto más desparramo armes, más probabilidades tenes de perder tus cosas.
No soy de las que le guste andar con la mochila como arbolito de Navidad con cosas colgando por todos lados, así que  todo, bolsa de dormir incluida va guardado adentro de la mochi. El llevar cosas colgando nos desestabiliza al caminar y es muy molesto.

3 comentarios:

  1. Hola te felicito por este blog tan practico. Que pasaría con la música? es un capricho o una realidad que habría que incorporar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Santiago!!
      Para mi la música no es un capricho, es una necesidad, porque la vida sin música no tiene el mismo sentido. Yo escucho música todo el tiempo y mientras estuve de viaje, incorporé nuevas bandas a mi repertorio musical de viaje. Así que en mi mochila no ocupa "espacio" de caprichos... ¿Y en la tuya?

      Eliminar
  2. Hola Lala! ...Muy pràctico tu blog! ...Se lo pasè a mi esposa para que LO LEA ATENTAMENTE. Salimos en 15 dìas para Perù, Bolivia y Argentina y no quiero cargar con las cosas que ella me obliga... Jejeje. Un abraazo!

    ResponderEliminar