30 oct. 2014

¿¡¿Qué llevo en mi Mochila?!?

Uno de los momentos más difíciles antes de salir de viaje y que más signos de preguntas nos lleva, es la mochila, esa fiel compañera que hará de "casa" en el tiempo en que estemos de viaje, pero ¿Qué mochila llevar? ¿Cuántos litros es mucho? ¿Qué llevo? o mejor dicho ¿Qué dejo? porque me quiero llevar todo el ropero, todo me sirve, todo es necesario e importante, pero... No entra en la mochila, queda re pesada, no se cómo acomodarla, cómo armarla.... Tranquilos! Todos (o al menos la mayoría) pasamos por eso y más aún si sos mujer. Ni yo se por dónde empezar!!

Lo cierto es que no hay un instructivo paso a paso que se pueda seguir y llegar a tener tu mochi perfecta. Por si les es de ayuda, acá comparto mi experiencia.

Elegir la Mochila: El tamaño de la mochila tiene que adaptarse a tu cuerpo, a tu altura

2 oct. 2014

20 días sin "Bañarme"... La espalda!

Seguramente han escuchado el conocido refrán que predica "No te das cuenta de lo que tienes, hasta que lo pierdes"... Ok! Viajando pude comprobarlo.

Yo nací en una ciudad que carece de agua corriente, de cloacas y de gas natural, pero tuve la suerte de vivir en una casa con calefón a gas y el agua caliente forma parte de mi vida desde que no tengo uso de razón, o sea desde tan, tan pequeña, que ni lo recuerdo.

Claro que muchas, pero muchas veces mis papás me han hecho tomar conciencia de tal recurso, de valorar cada gota, de no derrochar agua, de bañarnos lo más rápido posible, de pensar en tantos lugares del mundo que carecen de agua, no de agua caliente, de agua! La técnica era mojarse, cerrar la ducha, enjabonarnos el cuerpo, poner shampoo y lavar bien el pelo, después volver a abrir el agua y enjuagarnos todo junto. Pero con agua caliente!