2 sept. 2013

No soy un blog abandonado, sólo perdí mi cronología...

Aveces ocurren cosas que me pinchan, me desinflan, me quitan todas las ganas de hacer cosas, me traen incomodidad y cuánto más pasa el tiempo, más me desaliento, me cuesta retomar el ritmo, volver a encausar las cosas.

Desde que comencé el blog me propuse mantenerlo lo más actualizado posible, compartir casi al día con lujo de detalle todo lo que me sucedía y como detallista que soy, siempre que hago algo, intento hacerlo lo mejor posible, trato de no hacer denso el texto, de buscar las fotos más lindas y representativas del momento, de no olvidarme de las anécdotas más divertidas, de las cosas que aprendí, de cosas nuevas que conocí... Pero la realidad, es que no soy una entendida del tema, no se de redacción, no se de fotografía, ni se de edición, sólo me animo a ensayar y todo eso me demanda tiempo.

Estarán pensando que estoy loca, YO hablando de tiempo, cuando eso es lo que en este momento me sobra; pero sí, YO estoy hablando de tiempo
, porque las horas que paso escribiendo y editando, es tiempo que me pierdo de compartir el momento con las personas con las que estoy, o de una ronda de mates, de una película, de una charla. Así el día a día me fue tentando, reemplacé el momento de dedicarme al blog, por "vivir el momento" y todo se fue quedando en el tiempo. Las historias se fueron quedando en el tiempo, la cronología se detuvo y ahí entró todo en pausa.

Pero sería eso, una breve pausa, hasta que decidí ponerme al día, retomé la computadora y avancé redactando historias, aunque sin conexión a Internet no podía publicar nada, pero no importaba, bastaba tener conexión para copiar y pegar info, dar retoques y publicar.

Y ahí pasó la primer "Cosa" que intervino en la cadena de hechos, el cargador de la computadora se quemó cuando lo enchufé en un alargue en mal estado. Todos los escritos, la información y las fotos estaban atrapados, sin batería ni back up de las cosas; sólo podría solucionarlo consiguiendo otro cargador. Ya estaba saliendo del Perú para entonces y llegaba a Ecuador. Más demoradas las historias, en todo Ecuador no hay servicio técnico de la marca y ninguno de los genéricos funcionan. Entonces pensé que días más, días menos, podría volver las historias a su cronología real. En cuanto llegue a Colombia, me compro un cargador y todo solucionado; algunos días de redacción intensos y listo!

Mientras, para no retrasarme más, decidí volver a los métodos rudimentarios, esos que no te abandonan nunca, no permiten cortar y pegar en comandos simples, pero tienen vida. Birome y papel, dos elementos que te permiten ponerle borrones a un texto, agregar infinitos asteriscos cuando nos olvidamos de un detalle importante o mezclamos información; esos que pueden casi ni pesar en tu mochila, que carecen de valor monetario, para que ningún amigo de lo ajeno quiera llevárselo. Aunque esto implicaría luego, tipear todo, editar y publicar, no importaba, ahí estaría siempre.

Escribiendo hasta en el Ferry

Pero el camino tenía otra "cosa" preparada, de esas que uno tal vez no entiende por qué actuó de tal forma, pero cuando las cosas tienen que pasar, pasan. Íbamos camino a Quito, desde Otavalo. En el bus, me roban de la mochila de mano, la computadora y en ella toda esa información sin back up, ni copias de seguridad. La tristeza y el bajón de ese momento, son inexplicables, yo debería reescribir esas historias, para publicarlas y que así quede todo prolijo y ordenado. Pero el bajón era más grande, me sentí frustrada, me había dedicado tantos días a escribir todo con lujo de detalles y debería volver a escribir desde las historias más lejanas, esas que ya estaban listas, de las que había perdido datos que ya no recordaba. Me pinché, me desinflé, me aplasté y me arrugué como un globo al que le arrebatan el aire. Como si fuese poco, ahora debería depender de un cyber o una computadora amiga para tipear y editar todo esto.

Sabiendo que no era tan grave lo que sucedía, me negué a escribir, ya nada me nacía, no había palabras que la birome logre trazar, nada me inspiraba, sólo me sentía en falta. El blog fue abierto y público para compartir y si no escribo, ¿Cómo comparto?.

Hoy me propuse avanzar, tal vez ya no tenga un orden cronológico perfecto, pero no van a quedar historias por contar, tal vez esté de regreso cuando aun siga escribiendo, pero es una buena forma de seguir de viaje.

5 comentarios:

  1. Las historias q podes aportar en tu blog son la inspiracion d gente q por ahi tiene un gran sueño y la cual no se anima a preguntarse a si misma.... porque no? Asi q amiga mia tenes una obligacion social d continuar con tu gran blog...te qjiero mucho, alfre...

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces me pregunté y me vi tentado a preguntarte "por qué ya no usabas el blog" pero comencé a verte/leerte por face y el blog pasó a un plano secundario. Hasta diría que e pude conocer mejor y disfrutar muchísimo tu viaje en pocas letras y unas cuantas fotos de lo más variadas.
    Del robo me había olvidado! Parece de como hace un millón de años!!!
    No me extrañaría que a tu vuelta al país aun sigas posteando sobre Ecuador, Perú o de cuanto país visitaste y está buenísimo, porque el tiempo y la distancia nos darán un relato más maduro y no te preocupes por cómo o cuánto escribís. Sólo escribí, contanos, dejá tu testimonio en la blogosfera para nosotros y para que sigamos viajando con vos a pesar de que este viaje ya haya terminado.
    Te mando un abrazo enorme amiga y te deseo buenos rumbos!!! :)

    ResponderEliminar
  3. Lala al igual que Juan Manuel como soy fiel seguidora de tu historia por face me había olvidado de tu blog... Cuando me voy a mis tan adorados viajes, siempre quiero compartir todo lo que veo y siento con mi gente querida y además de darme fiaca, siento que resulta imposible expresar en algunas líneas todas las sensaciones que pasan por nuestro cuerpo al tener ante tus ojos ese paisaje con el que soñaste toda una vida y que ahora se hace realidad frente a vos, y me siento frustrada, en parte tb porque no soy una escritora asidua, o tb me niego a perder tiempo valioso que puedo gastar charlando con algun ser increíble, esos que hacen que cada segundo de tu viaje valga la pena... llegó un momento en el que practicamente dejé de contarles y de repente mis familiares, amigos de la vida y del face empezaron a pedir que retomara xq era una manera en la que ellos podían conocer un lugares de este mundo que para algunos están muy lejos de sus posibilidades.
    Y recordé aquellos tiempos en los que para mi estas aventuras eran imposibles y en como esperaba con ansias y devoraba las historias de una gran amiga q estaba de recorrida por Europa, googleaba cada lugar, cada dato y soñaba despierta con poder andar por esas tierras, que gracias a Dios con el tiempo, tuve el placer de visitar y en más de una oportunidad...
    Además como dice Alfre tenemos la obligación de alentar a todos aquellos que están en la duda a animarse a cumplir su sueño de salir a carretear este mundo tan maravilloso y fascinante en el que nos tocó vivir... Espero pronto volver a decir: MILE SE VA DE VIAJE... ;) Espero con muchas ansias que me cuentes sobre Cuba y que impresión te causo...! beso y abrazos gigantes desde muy cerquita de un Rosario esta vez un poco más triste, pero hinchado de orgullo de tanta solidadridad...! Por muchos kilómetros más...

    No se si te aparece mi nombre, por las dudas aclaro: Milena (estos de los blogs no es lo mío...!

    ResponderEliminar
  4. Aleeeee! si, por aca tmb sigo tu diaria jeje..me gusta, me entretiene, me hace teletransportarme hasta los lugares mas extraños q conociste ..y que permitiste que todos conocieramos.. muy lindo lo que escribis y como dice el viejisimo dicho, no hay mal que por bien no venga.. y seguro , el destino o "lo que sea" hizo que disfrutes ese tiempo de tipeo en otras cosas bellisimas tambien... me alegro que todo siga saliendo asi! Un fuerte abrazo ya con ganas de primavera desde Bariloche!! tu ex compa de laburo .. Marian (Mastro). =)

    ResponderEliminar
  5. No decaigas Lala! los más lindos recuerdos, paisajes, personas y anécdotas NUNCA se te vana olvidar y NADIE te las va a robar. Sin querer repetir lo que ya dijeron los otros chicos, DISFRUTÁ, viví el momento, no te presiones con el "tengo que escribir". Te lo decimos nosotros...suuuuper colgados que hacía 6 meses!que no escribíamos nada, y bueno, es así, nadie nos obliga "si tengo ganas escribo, sino no" (ah y con cuadernito a full!). Salute grandioso desde Tierra del Fuego!

    ResponderEliminar