26 oct. 2012

Sucre - Me enamoré de un mercado


Llegaba a Sucre acompañada de Soledad, una chica de Bolivia, que tiene mi edad y no puede creer que mi papá me haya dejado ir a vivir sola tan lejos de mi casa, ni mucho menos de que me permitan hacer este viaje. Me cuenta que sus costumbres son muy diferentes y aun ella y sus hermanas vivían en casa con sus padres, pero ni se le ocurriría irse por tanto tiempo de viaje, sola. Me miraba con admiración y sorprendida a la vez.

12 oct. 2012

Potosí - Patrimonio de la Humanidad


Cambié una noche más en el  pueblo de Uyunui, por un pasaje de bus a Potosí. Aun me estaba adaptando a tener las riendas en mano, pero hice un buen negocio. Mientras esperaba la salida, intentaba concentrarme en otra cosa que no sean los gritos de todas las señoras de las boleterías, que no hacen más que anunciar cada destino en venta, paradas en el medio de la  calle. Se escucha una mezcla de voces que compiten a ver cual suena más fuerte. Imaginen todos estos destinos que suenan a la vez, uno sobre otro y de forma repetida por no menos de 4 o 5 veces, “A Sucre, Suuuucre, Sucre, Sucreeee”, “La Paz, La Paz, La Paz, La pazzzzzz”, “A Oruro, Oruuurooo, Oruurooo, Ooooruuuuuuuurooooooooo”, “A Villazón, Villazón, Vilazóooonnn”, Tupiza, Tupiza, Tupiza, Tupizaaa, Tuupizaaaaa”, “a Potosí,Potosí, Potosí, ya saaleee…” ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Ahahaha!!!!!!!!!!!! ¡¡¡¡Alguien que las apague por favor!!!!